fbpx

Todo es una lección

Muchas veces no nacemos en familia de emprendedores: FUE MI CASO. Ahora ¿esto implica que estás destinada a ser empleada toda tu vida? Definitivamente NO, veme aquí 🙌

Te quiero compartir en esta nota 5 lecciones que me dejó trabajar para alguien más durante gran parte de mi vida.

  • Primer lección: ni tu pasado, ni tus orígenes, DETERMINAN tu futuro.

Lo que eres hoy, está construyendo tus próximos años. Y también es el resultado de lo que venís haciendo hace 3, 4, 5 años.

Hace 4 años, estaba trabajando en una empresa, en donde estuve 8 años. Y en el mes de Septiembre, decidí renunciar e ir por mis sueños.

  • La 2da lección tiene que ver un poco con la primera: El miedo puede ser tu compañero. El mío lo fue, y sigue siendo. La única diferencia es que no me doblega. Le digo “Sé que estás ahí. Lo acepto, pero sabes que: vamonos”

Qué te quiero decir con esto: ¿pensas que yo no tengo miedo? Sabes lo que fue tomar la decisión de dejar un trabajo “seguro”, y lanzarme a emprender, cuando trabajar en relación de dependencia, era lo que conocía de toda la vida. Y cuando había oposiciones de mi familia, de ¿Cómo iba a dejar un trabajo “seguro”?

  • Tercer lección: La experiencia y todo lo que aprendes, es un activo invaluable: Confieso que yo antes no lo veía así. 

En cada uno de los trabajos que tuve, aprendí tanto, y me lo lleve conmigo. Aprendí lo que SI podía aplicar a mi vida, y también lo que cambiaría, o con lo que NO coincidía. 

Trabajar en empresas, si lo sabes aprovechar te da visión, y te acorta el camino, ahora ¿Qué es indispensable?, mirarlo con ojos de emprendedor. Muchos de mis jefes fueron mis mentores, sin ellos saberlo.

Muchas veces las personas a tu alrededor ven lo que vos misma no ves: me acuerdo mi último jefe, veía claramente algo que yo no, y me mostró el camino. 

Yo siempre fui muy determinada. Desde pequeña cultivé o me ayudaron a cultivar esa habilidad. Tenía cientos de limitaciones (y las sigo teniendo) pero nunca me gustaron mucho las frases como: “no se puede” “no lo vas a lograr” “no podes hacerlo”. A mí decime “no vas a poder”, y me inyectas la fuerza que me estaba faltando para hacerlo. Claro que muchas veces hay batallas en las cuales uno no quiere pelear, porque cuando uno más se conoce, y trabaja en su visión, hay cosas que simplemente no forman parte y las suelta, y no andamos por la vida demostrando que sí puedo y que no. ¡No se trata de eso!

  • Cuarta lección: Si estás en un empleo, y buscas la transición → mira tu empleo, como una posibilidad, como un proceso: hoy lo veo así, antes como vivía tan en automático llegó un momento en que me perdí. El universo es tan perfecto que te pone en el lugar correcto, para que trasciendas lo que a veces ni sabes que tenes que trascender. Ahora, ¿cómo te das cuenta? Porque te desafía, te reta.

Piensa, a esta vida vinimos a aprender y ser felices: es como la escuela, para pasar al siguiente grado, tienes que aprobar todas las materias, te gusten o no. En general ¿cuál repruebas? La que menos te gusta, la que te cuesta, pero si quieres pasar, tienes que aprobar. La vida es lo mismo, tenes que aprobar todo 🤗

Por eso a veces te sales de situaciones, pero no las trascendiste y te vuelve a pasar lo mismo, aplicado a todas las áreas de tu vida, mismo en los empleos. 

Si te mantienes en modo aprendizaje en cada situación, le sacarás el máximo provecho. ¡Todo es perfecto!

  • Quinta lección: Puedes ser empleada y tener mentalidad emprendedora: el emprendimiento y el empleo, NO están peleados. ¿Por qué crees que hay grandes líderes, CEOS, gerentes gestionando pymes, y multinacionales? Porque tienen mentalidad emprendedora, tienen liderazgo y empatizan con la visión de negocio.

¡La actitud determina todo! Si estás en un empleo, y eres feliz ¡te felicito! eso sí, sé la mejor empleada, sino ¿Qué haces ahí?

Hoy entiendo que ser empleada no es solo el dinero que te pagan, sino lo que aprendes, y si lo sabes capitalizar, créeme que estarás debiendo dinero a la empresa que te contrata.

Conozco personas que estarían dispuestas a trabajar gratis en la empresa que ya está donde ellos quieren estar con sus negocios. La limitante en lo que veas, va a estar en la visión que tienes.

Estas fueron las 5 lecciones que hoy quise compartirte en mi experiencia de empleada a emprendedora. En próximas, te contaré la transición de emprendedora a dueña de negocio.

¡Gracias por leerme! ¡Nos vemos en la próxima! 🙌

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio